Lámina de asbesto ¿Qué son y cómo se utilizan?

Trabajadores instalando láminas de asbesto y varias láminas apiladas en sitio de construcción
Comparte este contenido con tus amigos

La lámina de asbesto es un material de construcción fabricado con silicato cálcico magnésico, una fibra delgada, dura y rígida. Ofrece resistencia a la tracción. Además contiene capacidades de aislamiento eléctrico, térmico y acústico, por lo que se usa como recubrimiento para vivienda o sistema de techado.

¿Qué provoca la lámina de asbesto?

El uso de la lámina de asbesto conlleva grandes riesgos para la salud, en especial cuando el material comienza su deterioro y se liberan sus fibras. Al inhalarlas se ven afectadas las vías respiratorias de las personas que habitan o permanecen mucho tiempo en estos espacios.

Cuando se inhalan las fibras de la lámina de asbesto, éstas terminan por alojarse en los pulmones, donde permanecen por mucho tiempo.  Esto provoca que el material se acumule en el cuerpo causando inflamación y cicatrización en los pulmones; lo que detona una enfermedad que se conoce como asbestosis. Por ende,  provoca tos y dificultad para respirar.

Asimismo, el asbesto es un cancerígeno comprobado causante de mesotelioma y cánceres de pulmón, laringe y ovario. Aunque también puede producir otros trastornos no cancerosos, tanto de la pleura como de los pulmones.

Si bien la gran mayoría de la población ha estado expuesta al asbesto en algún momento de sus vidas, quienes corren más riesgo de desarrollar problemas de salud causados por este material son los trabajadores de la construcción y edificación. Así como quienes realizan demoliciones, bomberos y trabajadores de la industria automotriz.

Acercamiento a techo de lámina de asbesto con ilustración de pulmones y fibras de asbesto

¿Cuánto dura una lámina de asbesto?

La lámina de asbesto tiene una vida útil de entre 30 y 35 años desde el momento de su fabricación. Pasado este tiempo, no importa qué tan bueno, frecuente y cuidadoso sea el mantenimiento. Lo mejor es reemplazarla, pues comienza su deterioro natural y por lo tanto desprende fibras de asbesto nocivas para la salud.

El uso de las láminas de asbesto a corto y mediano plazo no es perjudicial, pero es muy importante recalcar que su uso es estrictamente temporal y breve. En México no existe legislación alguna que obligue a retirar este material, pero es un problema de prevención de salud que debes tener en cuenta.

Techo de lámina de asbesto desgastado

¿Cómo reparar una lámina de asbesto rota?

La mejor forma de reparar una lámina de asbesto rota para evitar que siga liberando fibras riesgosas, es la impermeabilización. Si existe alguna perforación o agrietamiento, se puede utilizar sellador especial para este tipo de lámina.

Es importante que antes de aplicar el impermeabilizante limpies la superficie utilizando una escoba. Aunque la mayoría de los sitios recomienda lijarla para una correcta aplicación, en realidad es una acción altamente riesgosa. Lo único que harás, será liberar más fibras de asbesto.

Lo mejor es aplicar el impermeabilizante acrílico de la misma manera en que se haría con una lámina de acero, aplicando malla de refuerzo en puntos críticos. Dependiendo del grado de deterioro de la lámina, se puede recubrir en su totalidad con malla de refuerzo.

Sin embargo, cuando una lámina de este tipo se rompa o presente goteras, recomendamos cambiarla de inmediato por alguno de los otros tipos de láminas para techos. Por ejemplo el fibrocemento o la lámina de acero para evitar afectaciones a futuro.

¿Qué es mejor la lámina de asbesto o fibrocemento?

La lámina de fibrocemento es un mejor material que la lámina de asbesto. La razón principal es que el segundo producto es más endeble ante la humedad y los impactos físicos. Esta fragilidad produce rupturas habituales que ponen en riesgo la salud de las personas.

Por otro lado, el fibrocemento ofrece una mejor resistencia y durabilidad en todos los sentidos. Su combinación de fibras plásticas y cemento, no incluye ningún tipo de compuesto dañino como el asbesto.

Finalmente, una opción más útil y duradera es el uso de lámina zintro alum, que puede ser utilizada como lámina para techo, o tal vez la losacero que es un resistente sistema de entrepiso para vivienda y construcción.

¿Qué pasa si tengo un techo de asbesto?

Tener un techo de asbesto no es un riesgo, siempre y cuando se tenga un mantenimiento excelente, frecuente y minucioso. Esto debido a que el asbesto pone en peligro la salud cuando comienza a deteriorarse. Como consecuencia, se liberan fibras que pueden causar problemas respiratorios y en el peor de los casos, cancerígenos, como mencionamos antes.

Esta fibra, liberada por la lámina de asbesto, es microscópica. Es decir, que puede llegar  a ser 1200 veces más pequeña que un cabello. Daña los pulmones, garganta y tracto gastrointestinal. Además causa un raro tipo de cáncer de mesotelioma que puede surgir hasta 50 años después de la exposición.

Es importante tener esto en consideración al momento de realizar trabajos de remodelación, ampliación, reparación o reemplazo de un techo de asbesto. O de cualquier otra superficie con este material. Recuerda mantenerlo en buen estado y lejos del alcance de los niños.

Es importante buscar la manera de eliminar cualquier material con asbesto de las viviendas tan pronto como sea posible. Y averiguar qué lámina para techo es mejor para reemplazarla. Sin embargo, esto debe ser hecho por profesionales utilizando equipo de protección especial para evitar la inhalación de estas fibras.

Trabajador manipulando lámina utilizando equipo de seguridad y mascarilla

¿Cuál es el precio de esta lámina?

Este producto no está disponible en el catálogo de Aceros Torices, pero su precio varía según la presentación y tipo de acanalado, ronda los 200 o 300 pesos el metro cuadrado y todavía lo puedes encontrar pese a que cada vez se fabrica menos.

Aunque en México aún no existe regulación al respecto, en muchos países ya está prohibida la fabricación y venta de materiales de construcción que utilizan estas fibras cancerígenas para el ser humano.

Si deseas adquirir una lámina resistente y segura para techar tu casa o proyecto, en Aceros Torices tenemos las mejores opciones de lámina galvanizada de acero, contamos con múltiples tipos de acanalado y acabados para un resultado estético para tu obra.

Todo lo que tienes que hacer para comprar es comunicarte con nuestras ejecutivas de ventas quienes te ayudarán a cotizar precios y verificar la existencia de los materiales de tu interés. Solo llama al teléfono 55 5888 2185 o interactúa con el chat que aparece al pie de todas las páginas del sitio web.

También, puedes enviar un correo electrónico o rellenar el formulario que encontrarás en la página de contacto. Recuerda que contamos con presencia en toda la república mexicana gracias a nuestra red de distribución.

Sigue las redes sociales de Aceros Torices para enterarte de descuentos y promociones. Tampoco te pierdas las publicaciones del blog y canal de Youtube en los que encontrarás todo tipo de información relevante al mundo del acero y la construcción.

Comparte este contenido con tus amigos

Suscribete a nuestro Newsletter

Recibe a tu correo lo mejor de nuestro contenido y promociones especiales

No te vayas todavía, aquí te mostramos otros artículos que te pueden interesar

¿Quieres obtener más información de nuestros productos?

Ponte en contacto con nuestras ejecutivas de ventas y descubre los excelentes precios que tenemos para ti.
Distribución y venta de acero