¿Sabes qué es el oxicorte y para qué sirve? ¡Aquí te lo contamos!

Quemador de gas manual y trabajador usando una antorcha
Comparte este contenido con tus amigos

En el ámbito industrial y metalúrgico, la exactitud de los cortes de diversos metales se presenta como un requisito indispensable. Una técnica que sobresale en este ámbito es el oxicorte, cuya importancia a veces no es debidamente reconocida, a pesar de desempeñar un papel fundamental en la manipulación de estos materiales. Por ello, a continuación te diremos qué es y para qué sirve. ¡Sigue leyendo y aprende cómo se hace! 

¿Qué es el oxicorte y para qué sirve?

El oxicorte es una técnica para el corte de metal basada en la oxidación generada por una llama derivada de la combustión de gas LP, propano o acetileno, junto con oxígeno. Este se divide en dos etapas: inicialmente, se eleva la temperatura del metal a 900°C mediante la llama. Posteriormente, en la segunda fase, se activa un mecanismo que permite dar salida al flujo de aire, propiciando así el corte y la eliminación de los óxidos de hierro en forma de escoria por la parte inferior del material.

Por otra parte, este método se destina principalmente al corte de placas de acero al carbón y otros metales ferrosos de gran espesor, los cuales plantean desafíos para herramientas convencionales como sierras o cizallas. Además, su versatilidad permite la segmentación de formas complejas, curvas o incluso piezas con geometrías irregulares, y no solo eso, ya que se destaca como una alternativa de bajo costo en el ámbito de la industria metalúrgica.

Partes de un equipo oxicorte

De igual forma, para llevar a cabo este método se requiere de un equipo de oxicorte profesional, el cual consta de varias partes que trabajan en conjunto para lograr un resultado exitoso. A continuación, te mostramos los elementos que lo conforman:

Equipo de oxicorte sobre fondo blanco
  • Soplete de oxicorte: es la parte que suministra la mezcla de oxígeno y gas combustible para crear la llama de corte. Tiene una o dos llaves de regulación para controlar el flujo, así como una cámara mezcladora, un inyector y una boquilla de salida. 
  • Mangueras: se encargan de transportar los gases desde los cilindros hasta el soplete. Estas, por lo general van unidas de forma paralela, utilizando la de color rojo para conducir el gas inflamable, mientras que la de color azul o verde, se ocupa para conducir el oxigeno hasta el soplete. 
  • Cilindros: albergan el oxígeno y el gas combustible para llevar a cabo el proceso. La manipulación de estos fluidos implica el uso de recipientes de alta presión. 
  • Manómetros: estos accesorios regulan la presión de los cilindros, manteniéndola en un rango seguro entre 0.1 y 10 atmósferas. 
  • Válvulas antirretorno: colocadas en la entrada del soplete de oxicorte, aseguran un flujo unidireccional del gas para prevenir retrocesos peligrosos. Su uso es obligatorio por razones de seguridad.

Estas son las partes básicas de un equipo de oxicorte, y su correcto funcionamiento es crucial para realizar cortes eficientes y seguros. Asimismo, es imperativo adherirse estrictamente a las normas de seguridad establecidas al emplear este tipo de maquinaria. 

¿Cómo se hace oxicorte?

Ahora que se te ha proporcionado información sobre qué es el oxicorte, su utilidad y las partes del equipo, es comprensible que surja la pregunta acerca de la ejecución de esta técnica. En este sentido, a continuación, se describen de manera general los pasos que deben seguirse para realizar dicha labor, no sin antes recordarte usar la indumentaria adecuada.

  1. Conexión de las mangueras:
    En primer lugar, conecta las mangueras de la antorcha a los cilindros correspondientes y verifica que todas las conexiones estén seguras y apretadas antes de comenzar. 
  1. Encendido de la antorcha:
    Asegúrate de ajustar la presión de las válvulas, la del gas combustible debe situarse en torno a 10 pies por libra (34,5 kPa), mientras que la del oxígeno debe ser de aproximadamente 200 pies por libra (689,5 kPa). Una vez que lo hayas hecho, prende la antorcha de la siguiente manera: primero enciende el gas combustible y luego el oxígeno; ya que lo tengas, adecúa la llama para que sea azul y brillante. 
  1. Aplicación al metal:
    Ahora, orienta la llama hacia la superficie del metal que se va a cortar y sostén la antorcha en un ángulo de aproximadamente 45° para lograr una distribución uniforme del calor. A continuación, desplaza la antorcha lentamente a lo largo del material. 
  1. Inyección de oxígeno:
    Cuando la llama toca el metal, este se calienta y forma una capa de óxido. Cuando veas ese manto, abre la válvula de oxígeno. Esto hará que el material  se queme y derrita. Como resultado, el acero derretido saldrá de la zona de corte por la presión del oxígeno, dejando así un corte limpio y preciso.
Proceso de oxicorte en una placa de acero

Tipos de oxicorte

Aunque el proceso del oxicorte se mantiene constante, la distinción entre sus variantes radica en el tipo de gas involucrado en la ejecución, pues hay diversos fluidos con sus propias características que pueden ser utilizados para llevar a cabo esta técnica. A continuación, te proporcionamos información detallada acerca de cada uno. 

  • Oxicorte con acetileno:
    • Es uno de los gases combustibles más comunes para el oxicorte.
    • Más ligero que el aire.
    • Temperatura de combustión de 3130 °C.
    • Incoloro e inodoro en estado puro.
    • Produce la llama primaria más concentrada y de mayor temperatura.
    • Elegido por su versatilidad, adecuado tanto para oxicorte soldadura como para corte.
  • Oxicorte con propano:
    • Es un gas de petróleo líquido y es menos común que el acetileno.
    • Más pesado que el aire.
    • Genera menos calor.
    • La temperatura de combustión alcanza los 2327 °C.
    • Se usa para cortar metales de espesores más pequeños.
    • Considerado más seguro que el acetileno, ya que es menos inflamable.
  • Oxicorte con gas natural:
    • Es utilizado especialmente en entornos industriales.
    • Más económico y seguro que otros gases, pues es menos inflamable.
    • La temperatura de combustión del gas natural alcanza los 1926 °C.
    • Menos eficaz para cortar metales con grandes espesores.
  • Oxicorte con propileno: 
    • Pertenece al grupo conocido como gas licuado de petróleo.
    • Es más caliente que el propano, pero menos que el acetileno.
    • La temperatura de combustión del propileno es de 2827 °C.
    • Aunque es más costoso que el propano o el gas natural, ofrece un rendimiento térmico satisfactorio.

Te puede interesar: ¿Qué puedo soldar con un soldador láser?

Conclusión

En resumen, el oxicorte es una herramienta esencial en la industria metalúrgica, ofreciendo una solución eficiente para cortar metales de gran espesor. Su proceso, basado en la oxidación generada por una llama de gas y oxígeno, destaca por su versatilidad al abordar formas complejas y geometrías irregulares. ¿Te pareció útil este artículo? Para obtener más detalles y consejos, no dudes en seguir navegando por nuestro blog y seguirnos en todas las redes sociales.

Además, si quieres adquirir láminas o perfiles de acero de la mejor calidad, comunícate con Aceros Torices llamando al 55 5888 2185 o interactúa con el chat que aparece al pie de este sitio web. De igual forma, puedes rellenar el formulario que se encuentra en la página de contacto, nuestras ejecutivas de ventas te ayudarán a obtener una cotización totalmente gratuita del material que necesitas.

Comparte este contenido con tus amigos

Suscribete a nuestro Newsletter

Recibe a tu correo lo mejor de nuestro contenido y promociones especiales

No te vayas todavía, aquí te mostramos otros artículos que te pueden interesar

¿Quieres obtener más información de nuestros productos?

Ponte en contacto con nuestras ejecutivas de ventas y descubre los excelentes precios que tenemos para ti.
Distribución y venta de acero