Conoce los tipos de tornillos según su material, cabeza y función

Organizador con diferentes tipos y piezas de tornillos
Comparte este contenido con tus amigos

Los tornillos desempeñan un papel esencial en la unión de componentes y en la construcción de obras robustas. El día de hoy, te proporcionaremos una explicación detallada sobre los distintos tipos según su material, tipo de cabeza y función. Esto te permitirá tomar decisiones informadas al seleccionar los más adecuados para tus futuros proyectos. ¡Así que, no dejes de leer!

¿Qué son y para qué sirven los tornillos?

Básicamente, son dispositivos de sujeción que permiten unir de manera sólida y duradera dos o más piezas. Además, son ideales para asegurar materiales como madera, metal o plástico. También, son útiles cuando se necesita desmontar y volver a montar estructuras. Gracias a su versatilidad, se usan en una amplia gama de aplicaciones, que van desde la construcción y la carpintería hasta en labores de reparación.

Esquema de las partes de un tornillo

Partes de un tornillo

Antes de conocer los tipos de tornillos, es fundamental saber las partes que lo componen, ya que cada una desempeña una función específica en la fijación de las piezas y la formación de conexiones sólidas. A continuación, te presentamos la anatomía:

  • La cabeza del tornillo se sitúa en la parte superior y proporciona un punto de apoyo para el destornillador o la llave que se usa para su ajuste.
  • El vástago es la sección alargada y roscada del tornillo que se introduce en el material, garantizando una sujeción efectiva.
  • La punta del tornillo, ubicada en la parte inferior y afilada, se emplea para perforar el material en el que se pretende atornillar.

Tipos de tornillos 

Como sugiere el título, los tipos de tornillos se clasifican en función del material de fabricación, de la cabeza que presentan y la tarea que desempeñan. Por tal razón, se puede encontrar una variedad considerable de estos dispositivos, pero por el momento, nos centraremos en los más comunes de cada categoría para describirlos a detalle.

Cabezas de tornillos sobre fondo blanco

Estilos de tornillos según su material de fabricación

  • Tornillos de acero inoxidable: son ideales para trabajos al aire libre, especialmente en zonas costeras, ya que resisten temperaturas, humedad y la intemperie gracias a su composición.
  • Cobre: exhiben una resistencia y durabilidad sobresalientes, siendo ocupados en contextos que demandan una excelente conductividad eléctrica.
  • Latón: piezas altamente resistentes que poseen un acabado estético y que son adecuados para sujetar materiales más blandos o económicos, como el plástico.
  • Acero con acabado bicromatado o cincado: cuentan con una capa protectora contra la corrosión, por lo que se utilizan tanto en ambientes interiores como exteriores.
  • Titanio: extremadamente duraderos y ligeros, indicados para entornos de alta exigencia y situaciones donde se demanda una excepcional resistencia a la carga. 
Variedad de cabezas de tornillos sobre fondo blanco

Tornillos según la cabeza

  • Hexagonal: presenta una cabeza de seis lados diseñada para ser ajustada con una llave o un taladro, lo cual proporciona una base de agarre más amplia. Este tipo se ocupa en trabajos que involucran madera y metal.
  • Cabeza Phillips: tiene dos ranuras en forma de cruz que encajan con un destornillador Phillips. Son un tipo muy común que se usa en aplicaciones que van desde el montaje de muebles hasta la construcción de estructuras de acero.
  • Cabeza plana: se compone de una base plana que se asienta al ras con la superficie a la que se sujeta el tornillo. Se utiliza en proyectos donde se necesita una fijación discreta, como en marcos de puertas y ventanas.
  • Tipo de cabeza avellanada: posee una depresión ovalada en la parte superior, diseñada para proporcionar un agarre más eficaz con herramientas de llave, lo que la hace ideal en situaciones que requieren una mayor resistencia en la fijación.
  • Cabeza redonda: es similar a la plana, pero cuenta con un borde redondeado y liso, que suele emplearse cuando se necesita una mayor fuerza de sujeción, como en la fijación de estructuras de madera. 
Tornillos autorroscantes en fondo blanco

Tornillos según su función

  • Tornillos de montaje: aptos para sujetar piezas juntas de manera temporal o permanente, como en la construcción de muebles o electrodomésticos.
  • De anclaje: se destinan para fijar objetos a la pared o al suelo de manera segura, como instalación de estantes o barandillas.
  • Tipo de Tornillos de sujeción: utilizados para sujetar piezas juntas de manera muy fuerte y segura, como en la construcción de estructuras de metal.
  • Tornillos autorroscantes: se pueden insertar en materiales sin necesidad de taladrar un orificio piloto.
  • Tornillos autotaladrantes: sirven para taladrar un orificio piloto y luego enroscarse en el material.
  • Los tirafondos: son aquellos diseñados específicamente para ser usados en madera. Algunos ejemplos son los de cabeza redonda y los de cabeza plana.
  • Tornillos de metal: están diseñados para su uso en materiales metálicos. Algunos ejemplos incluyen los de cabeza hexagonal y los de cabeza plana. 

Diferencias entre tornillos y clavos

En primer lugar, los tipos de clavos se caracterizan por tener una cabeza lisa, sin ninguna forma de rosca, y se emplean para unir objetos mediante golpes o impactos a través de un martillo. Mientras que, los tornillos cuentan con una cabeza que presenta una ranura o marca que facilita su manipulación con un destornillador mediante presión o torque. 

Además, es valioso resaltar que los tornillos ofrecen una sujeción considerablemente más sólida y duradera en comparación con los clavos. Esto se debe a la presencia de una rosca en el vástago, que se enrolla firmemente al material, proporcionando una conexión mucho más segura y confiable a lo largo del tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre un tornillo y una tuerca?

La principal diferencia entre un tornillo y una tuerca radica en su diseño de rosca: el primero presenta la configuración de espiral a lo largo del vástago, mientras que el otro elemento tiene dicha estructura de manera interna. Esta distinción permite la conexión de ambas piezas, facilitando la unión de dos o más materiales al enroscarse entre sí.

Pernos con vástagos lisos o roscados sobre fondo gris

¿Cuál es la diferencia entre un perno y un tornillo?

Los pernos y los tornillos pueden parecer similares a simple vista, pero en realidad tienen propósitos ligeramente distintos. Por un lado, los primeros se usan en orificios previamente roscados y se aseguran mediante el uso de tuercas. En contraste, los segundos pueden insertarse en orificios con o sin rosca. Adicionalmente, los pernos presentan un vástago liso o en espiral, mientras que los tornillos están completamente roscados a lo largo de su longitud. 

Lee también: Diferencias entre perno y tornillos de acero.

Como habrás notado, tener conocimiento acerca de los diferentes tipos de tornillos es de gran relevancia, dado que cada uno de ellos aporta propiedades específicas a la construcción en la que se utilizan. Ahora que has adquirido este conocimiento, confiamos en que te será más sencillo seleccionar el material apropiado para tus necesidades.

¿Te ha resultado útil el artículo? Entonces, visita nuestro blog y síguenos en todas las redes sociales, aquí encontrarás más contenido similar. De igual forma, recuerda que en Aceros Torices contamos con productos de acero de la mejor calidad; si requieres una cotización, solo marca al 55 5888 2181 y una vendedora te proporcionará una cotización totalmente gratuita.

Comparte este contenido con tus amigos

Suscribete a nuestro Newsletter

Recibe a tu correo lo mejor de nuestro contenido y promociones especiales

No te vayas todavía, aquí te mostramos otros artículos que te pueden interesar

¿Quieres obtener más información de nuestros productos?

Ponte en contacto con nuestras ejecutivas de ventas y descubre los excelentes precios que tenemos para ti.
Distribución y venta de acero